lunes, 11 de noviembre de 2019

La estrategia de EE.UU. para seguir liderando la IA



Whashington ha puesto un plan concertado de desarrollo en el sector público y el privado

EE.UU. quiere seguir siendo líder mundial en inteligencia artificial (IA). La tecnología no es nueva: nació en Estados Unidos en los años cincuenta y, en paralelo, se desarrollaron dos de sus principales acepciones: IA e IA Aumentada. Eran los tiempos de la Guerra Fría y, ante la población general, eran más importantes las bombas nucleares y la carrera espacial. En ambas parecían ganar los soviéticos, pero Kennedy prometió “poner un hombre en la luna antes del fin de la década” (los años sesenta) y la tendencia, obviamente, se invirtió, a favor de Estados Unidos, quien hizo varios viajes a la luna, hasta que la carrera espacial dejó de ser prioridad. Ahora vuelve a ser importante, así que Donald Trump ha creado el sexto brazo de las Fuerzas Armadas estadounidenses: la Fuerza Espacial.

La ventaja económica y tecnológica de EE.UU. sobre la URSS era abrumadora, pero los muchos espías del KGB viviendo en Estados Unidos hicieron creer a América que la realidad era la contraria.

La consecuencia fue fatal para la URSS, desaparecida en 1991: por miedo a Moscú, América pisó el acelerador en capitalismo y tecnología y la URSS se quedó atrás respecto a EEUU donde el sector tecnológico trabajaba para el Departamento de Defensa y aplicaciones comerciales de las tecnologías.

La desaparición de la URSS afectó mucho a los chinos que, con Deng Xiaping desarrollaron desde 1980 un sistema mixto de ideología comunista y capitalismo de Estado. En 2019, China ya es una amenaza para Occidente en nuevas tecnologías. En 2018 el Ejército Rojo hackeó el Gobierno estadounidense, sus 16 agencias de información y las 30 corporaciones tecnológicas más importantes del país. A la luz de estos acontecimientos, Norteamérica ha puesto en marcha un plan concertado de desarrollo e implantación de Inteligencia Artificial entre sector público y privado (11 de febrero de 2019, decreto ley del presidente Trump).

Dicho plan pretende impulsar el crecimiento de la economía de Estados Unidos, mejorar su seguridad económica y nacional, y mejorar la calidad de vida de las personas. EE.UU. es el líder mundial en investigación y desarrollo (I+D) y de desarrollo de IA.

El Gobierno Federal desempeña un papel importante para facilitar la investigación y el desarrollo de la IA, promover la confianza del pueblo estadounidense en el desarrollo y despliegue de tecnologías relacionadas con este área, y, lo que me parece más importante, capacitar a una fuerza laboral capaz de utilizar la inteligencia artificial en sus ocupaciones y proteger la base tecnológica estadounidense de los intentos de compra por parte de competidores como China y Rusia.

La política del Gobierno de los Estados Unidos es mantener y mejorar la posición de liderazgo científico, tecnológico y económico de los Estados Unidos en I+D y despliegue de la IA a través de una estrategia coordinada del Gobierno Federal, La Iniciativa de IA de los Estados Unidos, guiada por los siguientes principios:
  1. Estados Unidos debe impulsar avances tecnológicos en IA en todo el Gobierno Federal, los sectores empresariales y el mundo académico para promover el descubrimiento científico, la competitividad económica y la seguridad nacional.

  2. Debe impulsar el desarrollo de estándares técnicos apropiados y reducir las barreras para el despliegue de tecnologías de IA y permitir la creación de nuevas industrias relacionadas con la IA y la adopción de la IA por parte de los sectores económicos de actividad existentes, sea banca o distribución.

  3. Debe capacitar a las generaciones actuales y futuras de trabajadores estadounidenses con las habilidades para desarrollar y aplicar tecnologías de inteligencia artificial y prepararlos para la economía de hoy y los empleos del futuro.

  4. Debe fomentar la confianza del público y la confianza en las tecnologías de AI y proteger las libertades civiles, la privacidad y los valores estadounidenses.
El plan de IA afectará a todos los departamentos y agencias gubernamentales, con estos objetivos:
  1. Promover una inversión sostenida en I&D en IA en colaboración con el sector TIC, el mundo académico, socios internacionales y aliados para generar avances tecnológicos en IA y tecnologías relacionadas y para hacer una transición rápida de esos avances en capacidades que contribuyan a la economía y seguridad nacional.

  2. Mejorar el acceso a datos, modelos y recursos informáticos federales, al tiempo que se mantienen las protecciones de seguridad, privacidad y confidencialidad coherentes con las leyes.

  3. Reducir las barreras al uso de las tecnologías de inteligencia artificial para promover su aplicación innovadora al tiempo que protege la tecnología estadounidense, la seguridad económica y nacional, las libertades civiles, la privacidad y los valores estadounidenses.

  4. Capacitar a la próxima generación de investigadores y usuarios/trabajadores estadounidenses de la IA a través del aprendizaje; programas de habilidades; y educación en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM), con énfasis en ciencias de la computación, para garantizar que los trabajadores estadounidenses, incluidos los trabajadores federales, puedan aprovechar al máximo las oportunidades de IA.

  5. Desarrollar e implementar un plan de acción, de acuerdo con el Memorándum Presidencial de Seguridad Nacional del 11 de febrero de 2019 para proteger la ventaja de los Estados Unidos en a inteligencia artificial y la tecnología son críticas para los intereses de la seguridad nacional y económica de Estados Unidos contra competidores estratégicos y adversarios extranjeros.
La iniciativa se coordinará a través del Comité Selecto de Inteligencia Artificial del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

Fuente: CincoDias.ElPais.com